Tatuajes: riesgos y tips

Tatuajes: riesgos y tips

COMPARTIR
tatuajes

Los tatuajes consisten en usar una aguja para introducir un pigmento o tinta a la piel, y así crear algún diseño.

Este pigmento debe llegar a la segunda capa de la piel, llamada dermis, que está aproximadamente a 1 o 2 mm de profundidad. La epidermis, que es la capa más superficial, está en constante recambio celular, y al ser tan inestable se perdería el tatuaje al poco tiempo. La dermis es mucho más estable, haciendo que el diseño sea entonces permanente.

 Para hacerse un tatuaje no se requiere de mucho, pero hay ciertas personas para los que está realmente contraindicado por los riesgos a la salud que pueden suponer:

  • Mujeres embarazadas.
  • Personas que cicatricen mal o con queloides.
  • Menores de edad.
  • Personas con problemas de coagulación sanguínea.
  • Personas con dermatosis infecciosa activa.

Hay que recordar que al hacerse un tatuaje en realidad se está produciendo una herida en la piel, por lo tanto la persona que realice el procedimiento debe ser un profesional que sepa muy bien las características de las partes anatómicas sobre las que va a trabajar, para evitar posibles daños a estructuras cercanas o debajo de la zona a tatuar, como vasos sanguíneos y nervios.

Por supuesto que además de los conocimientos de la parte física, es vital que el local donde se esté trabajando esté en condiciones higiénicas y que posea los permisos sanitarios pertinentes, protegiendo así al tatuador a los clientes.

Las complicaciones más comunes que pueden surgir por falta de higiene en el sitio de trabajo son infecciones. Las que ocurren con más frecuencia son las de tipo bacteriana, sin embargo las micobacterias y los virus también pueden atacar.

Por lo general estos microorganismos se encuentran en las agujas o en la tinta y por ahí entran a la piel.

Las otras enfermedades que se pueden contraer por medio de un tatuaje son aquellas que se transmiten por vía sanguínea, tales como la tuberculosis, hepatitis, sífilis, tétanos y rar vez, pero posible, el virus del VIH.La más común es la hepatitis B. Aquellos que se hagan un tatuaje y sufren de cardiopatía congénita corren el riesgo de contraer una endocarditis.

Los tatuajes temporarios consisten en colocar pigmentos sobre la piel, que duran algunos días o semanas. El pigmento más usado es la Henna, muy utilizada en países del medio oriente y Asia para celebraciones y tradiciones.

La Henna tiene un color natural marrón rojizo, aunque a veces es mezclado con otro elementos para darle diferentes tonalidades. Hay que tener cuidado de no usarla si le colocan tinte de cabello, ya que contiene parafenilendiamina, porque es muy probable que cause dermatitis de contacto.