Síndrome del túnel carpiano

Síndrome del túnel carpiano

COMPARTIR
Síndrome del túnel carpiano

 El síndrome del túnel carpiano, es una condición en la que se presenta una presión en el nervio mediano en la muñeca.

Este nervio en particular es el responsable de los movimientos y de la sensibilidad en las manos. Esta afección puede generar una sensación de entumecimiento, debilidad, hormigueo e incluso provocar daños musculares en las manos y en los dedos.

Este nervio, es el que se encarga de dar movimiento y sensación al lado de la mano más cercano al dedo pulgar, es decir, los dedos índice, medio y la mitad del dedo anular y la palma de la mano. El nervio entra a la mano desde la muñeca por una estructura llamada túnel carpiano.

Normalmente esta zona es angosta y por ello cualquier inflamación puede ejercer presión sobre el nervio y causar dolor, debilidad, hormigueo o entumecimiento. Cuando esto sucede, se dice que se está en presencia del síndrome del túnel carpiano.

Las causas de esta condición pueden ser los movimientos repetitivos en la mano y las muñecas, usar herramientas manuales que vibren también suponen un riesgo que puedan resultar en esta afección.

Según los estudios, no hay evidencia clara de que el síndrome del túnel carpiano sea provocado por usar la computadora, los instrumentos musicales, la práctica deportiva; sin embargo, estas actividades pueden traer dolor e hinchazón en los tendones o en la bursa de la mano, estrechando así el túnel carpiano y causar dolor y los otros síntomas asociados a esta condición.

El síndrome del túnel carpiano es más frecuente en mujeres que en hombres, y las edades entre los 30 y 60 años suelen ser las más afectadas.

Además de las actividades y condiciones previamente mencionadas, se pueden añadir los siguientes factores de riesgo:

  • Fracturas y artritis en la muñeca.
  • Quiste o tumor en la zona.
  • Infecciones.
  • Artritis reumatoidea.
  • Acumulación de líquidos durante el embarazo o la menopausia.

 

 Los síntomas más frecuentes que pueden llamar la atención, incluyen:

  • Torpeza de la mano.
  • Entumecimiento u hormigueo en las zonas de la mano que son afectadas por el nervio mediano.
  • Dolor que puede llegar al codo.
  • Problemas de coordinación en los dedos.
  • Debilidad para agarrar objetos.

Para diagnosticar el síndrome de túnel carpiano, el médico realizará una serie de pruebas físicas, como dar golpes suaves a nivel de la muñeca para ver si se genera dolor (llamado signo de Tinel) o doblar la muñeca hacia adelante por un minuto, y si se genera algún hormigueo o debilidad, es una señal del síndrome (prueba de Phalen).

Además, el médico puede pedir radiografías de la muñeca, electromiografía y un examen para medir la velocidad de conducción del nervio.

El tratamiento del síndrome del túnel carpiano no es muy complejo por lo general; básicamente consiste en usar una férula durante la noche por unas semanas, evitar dormir sobre las muñecas, aplicar compresas sobre la zona.

Además es posible que le indiquen antiinflamatorios no esteroideos. A veces se pueden aplicar inyecciones de corticoesteroides en la zona para aliviar los síntomas. Es posible que sea necesario un procedimiento quirúrgico.