Síndrome del Colon Irritable

Síndrome del Colon Irritable

COMPARTIR

Este síndrome es un trastorno en el que el paciente manifiesta dolor abdominal y se generan cambios en el intestino, por lo cual la digestión no es normal y dependiendo de las comidas que se ingieren, se puede tornar incómoda.

 Las causas detrás de este trastorno no están del todo claras. A veces puede desencadenarse después de una infección intestinal, o también puede ser resultado de un período de fuerte estrés.

Se sabe que el intestino y el cerebro están en comunicación a través de señales hormonales y nerviosas. Ambos elementos afectan el funcionamiento del sistema digestivo, por lo cual en momentos de alta emotividad, los nervios pueden aumentar su actividad, haciendo que los intestinos tengan mayor sensibilidad, comprimiéndose o contrayéndose más de lo normal.

Este síndrome se puede presentar a cualquier edad, sin embargo es frecuente que se manifieste en los años de la adolescencia o a comienzos de la adultez. Las mujeres tienen una incidencia doblemente mayor que los hombres. El síndrome de colon irritable es la primera causa de visita a los gastroenterólogos.

Los síntomas pueden ser bastante variables entre una persona y otra, pueden ser desde muy leves a graves. Cuando alguien presenta los síntomas por más de tres veces a la semana durante un período mayor a tres meses, se dice que padece del síndrome de colon irritable. Los más comunes incluyen:

  • Gases.
  • Dolor abdominal.
  • Sensación de llenura.
  • Abdomen distendido.
  • Cambios en los hábitos intestinales.

Muchas veces algunos de los síntomas, como el dolor abdominal, desaparecen luego de ir al baño, sin embargo, si la frecuencia de las deposiciones cambia, es posible que los síntomas empeoren. Las personas pueden referir que están siempre alternando entre tener diarrea o estreñimiento, aunque en la mayoría de los casos, una de las dos es más frecuente.

Es posible que las personas presenten falta de hambre, sin embargo, en la mayoría de los casos, la pérdida de peso involuntaria y sangre en las heces no son síntomas de este trastorno.

El diagnóstico se hace en base a los síntomas referidos por el paciente. No existe un examen específico para diagnosticar esta enfermedad, sin embargo es posible que se hagan una serie de estudios para descartar otras afecciones que pueden presentar una sintomatología similar.

El tratamiento del síndrome de colon irritable se basa en aliviar los síntomas. Los cambios en la dieta a veces son indicados, dependiendo de cada quien, ya que los alimentos que le hacen daño a uno, pueden resultar totalmente inocuos para otra. Es importante hacer cambios en el estilo de vida para reducir el nivel de estrés en las personas, ya que se sabe que hay una relación entre lo emocional y este trastorno. Comenzar una rutina de ejercicios y mejorar los hábitos del sueño, pueden ser una buena idea para bajar la ansiedad.