Resistencia Bacteriana en la actualidad

Resistencia Bacteriana en la actualidad

COMPARTIR

Una de las preocupaciones en el mundo de la medicina hoy en día, es la resistencia que algunas bacterias han desarrollado a ciertos antibióticos; como por ejemplo los SARM, o Staphylococcus aureus resistente a meticilina.

Las infecciones por estafilococos normalmente se contagian por contacto directo con la piel. Es frecuente que el personal que labora en un hospital o los que vienen de visita a ese centro asistencial, lleven ese microbio en su cuerpo y se lo pasen a un paciente. Una vez la bacteria ingresa al cuerpo, este puede atacar los huesos, la sangre, las articulaciones y en realidad cualquier órgano, ya sea el corazón, pulmón o incluso el cerebro.

Las infecciones más graves por esta bacteria suelen afectar más a pacientes con enfermedades crónicas, aquellos que han pasado mucho tiempo hospitalizados, o que tienen que ir a hacerse sesiones de diálisis o aquellos que tienen alguna enfermedad o tratamiento que les comprometa el sistema inmune.

Claro que una persona que no visite con frecuencia o no sea empleado de un hospital también puede contraer una infección por SARM. Hay grupos de personas que pueden tener un mayor riesgo, como lo son:

  • Atletas o personas que compartan artículos de higiene como toallas y afeitadoras.
  • Pacientes que se han hecho alguna cirugía en el año.
  • Niños que estén en guarderías.
  • Personas en ejercicio militar.
  • Personas que hayan sido afectados por la influenza recientemente.
  • Personas con tatuajes.

Es común que personas sanas tengan en su piel bacterias estafilocócicas. En la mayoría de los casos, esto no representa ningún problema; no causan infecciones o generan síntomas, sin embargo alguien con SARM en su piel puede contagiar a otros.

Uno de los síntomas más comunes de la infección por SARM en la piel es un área enrojecida, hinchada y que presente dolor. Es posible que de la zona salga pus u otros líquidos y puede tener apariencia de forúnculo. Si la piel ha tenido alguna herida reciente, los síntomas tendrán mayor probabilidad de aparecer, ya que eso significaría una forma de ingresar al organismo de la persona.

Cuando la infección por SARM ocurre en alguien que está hospitalizado, muchas veces se torna en una situación grave. Si se está en presencia de una infección grave, se pueden presentar algunos de los siguientes síntomas:

  • Dificultad para respirar.
  • Dolor en el pecho.
  • Malestar general.
  • Heridas que no terminan de sanar.
  • Erupción en la piel.

La forma de saber si se está en presencia de una infección por SARM es haciendo un cultivo y analizándolo se podrá saber qué antibiótico se debe usar para tratarla.

Una vez que se sepa cuál es el antibiótico a usar, se indicará al paciente, el cual deberá seguir rigurosamente con las instrucciones. A veces el antibiótico debe ser tomado por un largo tiempo para evitar reincidir y generar más resistencia bacteriana.