¿Qué es un absceso dental?

¿Qué es un absceso dental?

COMPARTIR
absceso-dental

Un absceso dental puede ser descrito como una infección bacteriana que provoca una acumulación de pus en el interior del diente.

Causas

Los abscesos son causados por muchas razones, las más comunes son caries dentales que han llegado a la pulpa, una fractura en el diente o un traumatismo.

Cuando el esmalte y la dentina se ven comprometidos, bacterias pueden entrar a la pulpa dental, provocando una infección. La infección puede llegar a ser muy severa si no es tratada a tiempo y posiblemente afectar el periodonto o hueso de soporte que rodea al diente.

Cuando la infección se establece, la parte interna del diente se llena de pus, y como consecuencia la inflamación resultante provoca dolor en toda la área.

Cuando esa presión es aliviada, el dolor mejora, sin embargo, eso no significa que la infección fue resuelta, y si no es tratada, ella puede propagarse y atacar más tejido, causando aún más dolor.

Síntomas

El síntoma más común es un dolor severo en el diente afectado; suele ser un dolor constante, agudo y fuerte.

Otros síntomas que pueden acompañar ese dolor incluyen:

  • Mal aliento.
  • Fiebre.
  • Inflamación de la encía alrededor del diente.
  • Inflamación de la cara en la zona cercana al diente.

Diagnóstico

 El diagnóstico para un absceso dental se realiza por medio de exámenes físicos que se le pueden hacer al diente; pruebas de percusión, presión y temperatura para comprobar la vitalidad y estado de la inflamación.

Algunas de esas pruebas pueden ser dolorosas, lo cual indicaría daño a la pulpa dental. El odontólogo también buscará señales de inflamación o secreción anormal.

También se pueden usar radiografías como herramienta de diagnóstico, que le podrán decir al odontólogo exactamente cuál es el diente afectado o si hay más de uno.

Tratamiento

El tratamiento para una lesión endodóntica de este tipo, suele ser un tratamiento de conducto o en casos muy extremos, la exodoncia o extracción del diente.

También se pueden recetar antibióticos y el uso de enjuagues tibios de agua con sal pueden ayudar a contrarrestar el dolor antiinflamatorios y antipiréticos también se pueden recomendar en caso de que haya aumento de la temperatura corporal.

En algunos casos, se requerirá de cirugía endodóntica para drenar el absceso.

Prevención

En realidad los abscesos dentales son fáciles de prevenir; una buena higiene oral es la principal medida para evitar caries y por ende, complicaciones de la pulpa.

Pero si ya tienes una carie, debes estar consciente de que si no vas pronto al odontólogo para eliminar esa lesión, ella avanzará y atacará la pulpa, la cual será infectada y posiblemente causará un desagradable absceso.