¿Problemas de caspa?

¿Problemas de caspa?

COMPARTIR

La caspa es un problema que afecta a muchísimas personas en el mundo, tanto hombres como a mujeres. Aunque es una señal de un problema no grave de salud, es más que todo una molestia de tipo estético, que puede traer consecuencias como una baja autoestima, timidez o complejos que pueden afectar la vida social de las personas, cuando se trata de casos graves.

En condiciones normales, el cuero cabelludo suelta las células epiteliales muertas y que luego son reemplazadas por nuevas, como ocurre en todo el cuerpo. En esta parte del cuerpo, esto sucede aproximadamente una vez al mes, y las células muertas se van soltando poco a poco al lavarse el cabello o al peinarse, sin que se note.

Cuando en el cuero cabelludo ocurre un desbalance por un hongo de la levadura llamado Malassezia, se presenta lo que conocemos como caspa. Este hongo habita de forma natural en la cabeza y se alimenta de las grasas que son secretadas por los folículos pilosos, sin embargo, a veces el crecimiento de este hongo aumenta de forma desproporcionada, lo que  provoca que la piel se irrite y se acelere el proceso de renovación de las células en el cuero cabelludo.

Como consecuencia, ese recambio celular, que normalmente tarda aproximadamente un mes, ahora suceda en un espacio de dos semanas, aumentando de forma considerable el número de células muertas. Estas entonces se mezclan con el aceite natural de los folículos pilosos, haciendo que se formen pequeños grupos de escamas, o la famosa y desagradable caspa.

Existen otros factores que pueden influir en la formación de la caspa, como lo son el estrés, sudoración excesiva, tener un desequilibrio hormonal, el uso de champú con un pH no equilibrado, una dieta ácida o tratamientos para el cabello como permanentes, tintes o alisados que resultan abrasivos.

El tratamiento para la caspa consiste en champús especiales, que por lo general apuntan a restablecer el equilibrio natural del cuero cabelludo. Hay que tener cuidado, porque a veces los champús llamados anticaspa, tienen en su composición, sustancias que aunque resuelven el problema de la caspa, al poco tiempo provocan un efecto rebote porque generan otra serie de problemas en el cuero cabelludo que traen como consecuencia un brote peor.

La prevención de la caspa no es tan complicada, y se pueden intentar los siguientes pasos:

  • Evitar el uso de productos agresivos en el cabello como permanentes, decoloraciones y tintes fuertes.
  • Al lavar el cabello, usar agua tibia, al momento de enjuagar, es mejor usar agua fría ya que esta reactiva la circulación de la sangre en el cuero cabelludo y se fortalece la piel en el mismo.
  • Cepillarse el cabello con regularidad ayuda a prevenir la aparición del hongo.
  • Reducir lo más que se pueda el uso de productos como gelatinas, fijadores, ceras, etc., ya que pueden dañar el cuero cabelludo si el pelo no es lavado a profundidad.
  • Una dieta equilibrada, rica en vitaminas y proteínas.