Por qué hacer pesas para perder grasa

Por qué hacer pesas para perder grasa

COMPARTIR
perder-grasa-del-vientre

Una gran cantidad de personas que decide comenzar un entrenamiento en el gimnasio para rebajar unos kilos de más, perder grasa corporal y aplanar el abdomen, comienzan con la idea clara de hacer ejercicios cardiovasculares todos los días, y están seguros de que así sudarán muchas más calorías y sus resultados se verán mucho más rápidos, pero lo cierto es que en gran parte están errados.

Omitir las pesas y realizar sólo cardio no es que esté mal, sino que se dejan de disfrutar de las bondades de entrenar con pesas para rebajar, y es que existe una falsa creencia de que es mejor enfocarse en el cardio hasta perder la grasa para luego crear músculo porque si se hacen pesas la grasa se puede “endurecer” y la figura no será la deseada, cuando en realidad, hacer ambas cosas juntas (cardio y peso) tiene un poder mágico.

El músculo y la pérdida de grasa

Como muchos ya lo saben, el realizar ejercicios con pesas fortalece los músculos y los hace crecer. Bien es cierto que mientras no se pierda la grasa no se podrá notar la definición de los músculos, sin embargo, el trabajarlos mientras se está perdiendo la grasa tiene unas ventajas interesantes.

Primero que todo, el músculo es un factor importantísimo para aumentar el metabolismo y, por ende, para quemar de una forma más eficaz las calorías que se van consumiendo durante el día, es decir que tiene efectos duraderos a largo plazo, de hecho, mientras más músculo tiene una persona, más grasa quema en los momentos en los que ni siquiera está haciendo ejercicio.

Por otro lado, las hormonas que se liberan durante las sesiones de pesas (testosterona, cortisol, entre otras) contribuyen a generar un ambiente favorable en todo el cuerpo, pues recordemos que son las hormonas uno de los factores que pueden causar acumulación de grasa no deseada.

De este modo, los expertos recomiendan que los que buscan rebajar grasa, realicen de 45 minutos a una hora de cardiovascular diariamente y que, al finalizar, por lo menos tres veces a la semana entrenen con pesas, siendo recomendadas las rutinas de varias repeticiones sin mucho peso, es decir, un peso con el cual, por ejemplo, se puedan hacer (con algo de dificultad) 20 sentadillas seguidas.

Cabe destacar que no es recomendable realizar más de una hora de cardio, pues, se ha comprobado que, al pasar de una hora, el cuerpo deja de quemar grasa como ya lo venía haciendo y que, por el contrario, se pueden atrofiar los músculos. Así que ¡Más pesas para quemar más grasa!