¿Por qué es bueno caminar?

¿Por qué es bueno caminar?

COMPARTIR
caminar

Siempre se ha sabido que la actividad física tiene múltiples beneficios, pero últimamente se ha descubierto que el simple hecho de caminar, resulta ser uno de los mejores ejercicios que se pueden hacer.

Una de las mejores maneras de comenzar a hacer ejercicio es caminando, calienta y ejercita los músculos y además quema calorías.

Caminar como rutina de ejercicio no es lo mismo que andar deambulando por la calle un día cualquiera. Caminar como forma de ejercicio requiere que sea constante y a una velocidad más o menos fija.

Se recomienda dedicarle unos 30 minutos diarios, sin tener distracciones y poco a poco ir aumentando el ritmo.

Se ha comprobado que caminar esa media hora al día disminuye el riesgo de sufrir enfermedades del corazón en casi un 30%.

Ayuda además al sistema circulatorio, la presión alta, ayuda a disminuir el colesterol malo y sube el bueno y, en general, al poner el corazón a trabajar más, pues mejora su salud notablemente.

Muchos estudios realizados han concluido que caminar 30 minutos diarios son menos propensos a desarrollar ciertas enfermedades, entre ellas cáncer de mama, colon y útero, asma y diabetes tipo II.

Por su beneficio de quemar calorías y acelerar el metabolismo, se le hace mucho más fácil al cuerpo quemar las grasas. A mayor velocidad, se queman más calorías. Por esto es uno de los ejercicios más recomendados para aquellos que quieren perder peso o mantenerlo equilibrado, porque además, mejora el tono y aumenta la masa muscular.

Para las mujeres es importante saber que este ejercicio es un excelente estimulante para los huesos, fortaleciéndolos y así aumentando la densidad ósea.

Hay que recordar que la osteoporosis es un problema serio en las edades avanzadas de las mujeres y siempre hay que prestar atención a formas de prevenirla o disminuirla.

Además, la caminata ayuda a mejorar la postura, y como consecuencia las piernas se verán más tonificadas y fuertes.

Los glúteos también se verán beneficiados por este ejercicio, ya que es uno de los principales músculos involucrados en el movimiento al caminar. También hay que mencionar que al aumentar la circulación, sube el suministro de oxígeno a las células del cuerpo y el cerebro, estimulándolo y protegiéndolo de enfermedades como la demencia y trastornos de la memoria.

Son innumerables los beneficios que se presentan al caminar, y siendo un ejercicio que se puede realizar en cualquier parte y sin necesidad de equipos especiales, es además uno de los más fáciles.