Pequeños hábitos diarios para perder peso

Pequeños hábitos diarios para perder peso

COMPARTIR
Perder peso es quizás una de las metas que más personas tienen, pero, muchas veces, aunque recurren a nutricionistas, dietas populares y otros consejos, no se consiguen los resultados deseados. La verdad, para perder grasa corporal se requiere de disciplina y constancia y con pequeños cambios diarios cualquiera puede lograrlo.

Consejos básicos con los que perderás peso

Aprovecha las primeras horas del día

El primer consejo es levantarte muy temprano, preferiblemente alrededor de una hora antes que de costumbre, para tener oportunidad de practicar cualquier tipo de actividad antes de ir a las labores diarias como trabajar o ir a clases. Esto te ayudará en gran medida a que tu organismo se ponga en marcha apenas al comenzar el día y, además, dispondrás de tiempo para hacer alguna rutina de ejercicios y desayunar de una forma más saludable.

Antes de ingerir el primer alimento del día, es recomendable a toda costa beber agua para ayudar a desintoxicar el cuerpo y a la vez activar el metabolismo. Es una bebida natural, sin ninguna caloría y muy saludable. Pero si quieres ponerle sabor, simplemente agrégale un poco de limón, es la opción más saludable.

Integra una infusión de jengibre diaria

Es posible que disfrutes del buen sabor de una taza de infusión de jengibre; éste te ayuda a adelgazar porque es un depurativo. Antes de tomar la infusión, déjala reposar unos 10 minutos luego de su preparación y disfruta.

No dejar pasar el ejercicio

Hacer ejercicios siempre es la principal sugerencia cuando se quiere perder kilos; haz alguna actividad que te guste como bailar, correr, trotar, manejar bicicleta, la idea es activarte para estimular el metabolismo e incluso prevenir enfermedades y envejecimiento.

Si no quieres esforzarte tanto, unas caminatas por el parque de tu preferencia es una buena alternativa; lo recomendable son apenas 20 minutos a paso rápido, es mejor hacer algo a no hacer nada, pues los pequeños cambios harán que tu cuerpo resista a nuevos retos.

¡Las comidas trampa no están mal!

Si bien es más que claro que debes realizar una dieta balanceada y saludable, de vez en cuando date un gusto comiendo ese plato que tanto te gusta pero que no ingieres seguido porque tiene muchas calorías, y es que, además de darte un placer semanal y no sentirte atado a una rigurosa dieta, está demostrado que las comidas trampa de vez en cuando aceleran el metabolismo, pues tu cuerpo, al estar habituado a comer saludable, querrá quemar esa “comida diferente” que les estás aportando.