Miopía o visión corta

Miopía o visión corta

COMPARTIR
miopia-sintomas

La miopía o visión corta es un defecto de la visión que ocurre cuando la luz se enfoca de forma incorrecta dentro del ojo,  por lo que los objetos que están más lejos se ven borrosos; también se puede definir como un error de refracción del ojo.

¿Por qué ocurre la miopía?

En principio, la visión se da gracias a que el ojo puede refractar la luz en su parte frontal y luego se enfoca en la retina, que es la superficie posterior del mismo.

Cuando hay una irregularidad entre la longitud del ojo y su capacidad de enfoque. En este caso, las imágenes se enfocan por delante de la retino y no en su superficie, por lo cual los objetos lejanos se ven borrosos.

No hay diferencia en la incidencia entre hombre y mujeres, y aquellos que tinen en su familia historial de miopía, tienen mayor probabilidad de desarrollarla. En algunos pocos casos, los que presentan miopía grave pueden llegar a tener una degeneración de la retina.

Síntomas

La miopía se manifiesta muy claramente, cuando los objetos cercanos se ven perfectamente pero los que están a cierta distancia se ven borrosos. Es común que las personas traten de enfocar entrecerrando los ojos.

Este problema suele comenzar en niños y adolescentes, y por lo general manifiestan que aunque pueden leer un libro o sus cuadernos sin ningún problema, les cuesta ver lo que dice la pizarra.

Durante los primeros años, la miopía puede empeorar, y es necesario cambiar los lentes correctivos con cierta frecuencia. Sin embargo, ella se estabiliza alrededor de los 20 años de edad, cuando la persona deja de crecer definitivamente.

Diagnóstico

Para diagnosticar con precisión la miopía y su grado de severidad, hay que someterse a una serie de exámenes que los lleva a cabo el optometrista.

La tabla optométrica de Jaeger se puede leer sin problemas con miopía ya que es para lectura cercana. Pero la tabla de Snellen, sí se dificulta, ya que está diseñada para leer de lejos.

Además de estas tablas, el examen oftálmico estándar también incluye:

  • Verificación de la presión ocular.
  • Examen de refracción.
  • Examen para daltonismo o visión cromática.
  • Revisión de musculatura ocular.
  • Examen de retina.
  • Uso de la lámpara de hendidura para revisar las partes frontales del ojo.
  • Examen de agudeza visual.

Tratamiento

Mientras la miopía no esté estable, se indica el uso de lentes correctivos, ya sea de contacto o tipo gafas, que cambian el foco de la luz en la retina, logrando así una visión nítida y clara.

Una vez que la miopía ya deja de avanzar, se puede tratar por medio de una cirugía llamada LASIK, en la cual por medio de un láser se cambia la forma de la córnea, haciéndola más plana y así cambiando el foco.

Complicaciones

Son muy raras las complicaciones que se pueden presentar a causa de la miopía, pero valdría la pena mencionar algunas:

  • Infecciones causadas por el  uso de los lentes de contacto; infecciones y úlceras en la córnea.
  • Complicaciones en la cirugía para la corrección.
  • Degeneración o desprendimiento de la retina.

Prevención

Lamentablemente no existe un protocolo de prevención para la miopía. Ver televisión o leer mucho, no la provoca y es un mito.

El uso de lentes no retrasa su avance una vez que comienza, así que en realidad no hay mucho qué hacer al respecto una vez que se desarrolla.