MANERAS FÁCILES DE MEJORAR TU DIETA AHORA MISMO

MANERAS FÁCILES DE MEJORAR TU DIETA AHORA MISMO

COMPARTIR

Es sabido que cambiar los hábitos, viejos y malos hábitos alimenticios, es difícil y toma un tiempo algo largo para que los nuevos hábitos alimenticios se vuelvan permanentes.

Pero no lo hagas más complicado de lo que ya es, no importa que tan mala sea la alimentación que lleves ahora mismo, aquí hay 5 cosas que te van a ayudar para mejorar la manera en la que comes.

1.Añade un vegetal extra en tu siguiente comida: 

Elije un vegetal verde o que tenga un color muy brillante, lo cual garantiza que te de él máximo de los beneficios nutricionales. Puedes probarlo al vapor o hacer dos raciones de vegetales como acompañamiento para tu cena.

2.Consume fruta fresca: 

La siguiente vez que vayas a tu alacena en vez de tomar una galleta o una rebanada de pastel, toma una manzana o una pera. O al terminar tu comida, disfruta de un tazón de moras como postre. Tampoco tienes que renunciar a los postres, si te gusta el helado puedes comerlo, solo consume la mitad de lo que comes normalmente, pero añade a lo que queda del recipiente fresas, moras azules o duraznos, mejor valor nutricional y menos calorías.

3.Bebe más agua: 

Una gran cantidad del exceso de calorías de azúcar y grasa provienen de las bebidas que consumes. El tomar más agua te puede ayudar a perder peso, si la consumes en vez de bebidas azucaradas, si no te gusta el agua puedes añadir una rebanada de fruta. Si tomas alcohol bebe un vaso de agua por cada vaso de bebida alcohólica.

4. Que tu siguiente grano sea un grano entero:

Los granos y cereales enteros, integrales, son altos en fibra a comparación de los granos refinados y a mucha gente le convendría consumir más fibra, asegúrate de elegir un grano 100% integral o pan 100% integral, cambia tu cereal azucarado por un tazón de avena, elije arroz integral o pasta integral para la cena.

5. Pon atención a los tamaños de la porción:

Hay un viejo dicho que dice “Los ojos son más grandes que tu estómago” y si bien esto no es técnicamente cierto, es muy fácil el pasarnos con la porción de comida que realmente necesitamos, especialmente si tienes hambre. La siguiente vez que comas, piensa detenidamente sobre cuanto vas a comer. Tu fuente de proteína debería abarcar un cuarto del plato, comida como papas, arroz o pasta, serían otro cuarto y la mitad debería tener vegetales, leguminosas o una ensalada verde.