MAL ALIENTO O HALITOSIS

MAL ALIENTO O HALITOSIS

COMPARTIR

El mal aliento o halitosis es un conjunto de olores que resultan desagradables y que salen a través de la boca.

Es un problema bastante común, el cual puede afectar aproximadamente a la mitad de la población. Frecuentemente es causado por una mala higiene bucal o por problemas que están ocurriendo dentro de la cavidad bucal, aunque también puede ser causado por otras enfermedades que se manifiestan con ese síntoma.

Se puede decir que existen dos tipos de halitosis; la oral y la extraoral.

La oral ocurre dentro de la propia cavidad y se debe a una acumulación de placa en la lengua, aunque también se puede originar por problemas en el periodonto, caries, fumar, mal posición de los dientes que causan que los alimentos se queden atrapados entre ellos, entre otros. Según estudios, se ha determinado que la causa del mal aliento es oral en un 90% de los casos. Cuando la halitosis es originada en otra parte que no es la boca, se le llama extraoral, y es ocasionada por enfermedades sistémicas, respiratorias, el sistema digestivo, enfermedades hepáticas o de los riñones.

Las sustancias que resultan en que la persona tenga mal aliento, provienen en su mayoría de las bacterias anaerobias gram-negativas que forman parte de la flora bacteriana normal de la boca de las personas. Las causas de la halitosis oral pueden tener un origen patológico y no patológico.

Entre las razones no patológicas podemos incluir:

  • Aliento matutino, que ocurre porque durante el sueño, el flujo salival es reducido por lo cual el crecimiento de las bacterias es facilitado.
  • Edad, ya que a veces la calidad y cantidad de la saliva cambia con la edad, a pesar de tener una buena higiene bucal.
  • Uso de prótesis dentarias, en las cuales se pueden acumular restos de comida, que si además se dejan durante la noche empeoran la situación.
  • Ciertas medicinas tienen como efecto secundario la disminución del flujo o de la calidad de la saliva, contribuyendo entonces al desarrollo de la halitosis.
  • Fumar.
  • Ciertos alimentos producen que algunos metabolitos sean absorbidos a nivel gastrointestinal, luego entran a la circulación, son metabolizados por el hígado y la mucosa y luego son expulsados por los pulmones.

También existen razones patológicas por las cuales se presenta el mal aliento:

  • Periodontitis.
  • Caries dentales.
  • Mala higiene oral, no cepillarse con buena técnica o con poca frecuencia, permite que la placa se acumule.
  • Úlceras bucales, ya sean infecciosas, traumáticas o por estomatitis.
  • Infecciones de la garganta.
  • Amigdalitis y piedras en las amígdalas.

Cuando se trata de halitosis extraoral, las causas más comunes pueden ser sinusitis, enfermedades respiratorias, enfermedades sistémicas, infecciones en los riñones, hígado, entre otras.

El tratamiento para la halitosis consiste en reducir al máximo la cantidad de placa bacteriana en la boca, así se debe instruir a la persona sobre la correcta higiene bucal e indicarle las técnicas y productos que pueden mejorar la condición.