Los vuelos largos y tu salud

Los vuelos largos y tu salud

COMPARTIR
los-vuelos-largos

Es bien sabido que los vuelos largos pueden tener consecuencias sobre tu cuerpo, en diferentes áreas con síntomas distintos y con varios grados de severidad. Hablaremos sobre los más comunes, como prevenirlos y cómo lidiar con ellos si llegas a presentar alguno de ellos.

Estómago y vías aéreas

 Como el aire en los aviones es filtrado y tienen una notoria baja humedad, es muy común que las vías respiratorias se resequen y posiblemente hasta pierdas la capa mucosa que las protege. Sin esa barrera natural, bacterias y gérmenes tienen entrada libre para tu sistema respiratorio, llegando con facilidad a las células y provocando una infección.

Una manera de prevenir la entrada de estos microorganismos, es evitando el contacto de tus dedos con la nariz y ojos, y lavándote las manos con la mayor frecuencia posible. Todo lo que tocamos en el avión o aeropuerto, puede estar altamente contaminado de gérmenes, así que es una buena idea mantener las manos limpias.

Otro problema común cuando viajamos, es una molestia estomacal. Una de las principales causas de esta afección, es el conocido novovirus, que un virus altamente contagioso y muy poderoso que puede ocasionar vómitos y diarreas muy violentas.

Es muy fácil de agarrar, porque se encuentra en los grifos, manillas de puertas e incluso en la bandeja de tu asiento. No es mala idea limpiar la tuya con una toallita húmeda que contenga alcohol, y usar gel antibacterial después de haber tenido contacto con objetos comunes.

Sangre

La baja presión en la cabina y largos períodos de inactividad sentados puede ser la combinación que lleve a que la circulación sanguínea se vuelva lenta, corriendo el riesgo de que se genere una trombosis venosa profunda, o la formación de un coágulo que puede tapar las venas.

Las mujeres con una historia familiar de trombos o aquellas que estén tomando pastillas anticonceptivas, deben ser precavidas y es recomendable que por unos 5 minutos cada hora, se pongan de pie y caminen un poco y estiren las piernas durante el vuelo.

Oídos

El mareo por movimiento es una desagradable sensación que comienza en el oído interno, y ocurre cuando el los receptores del equilibrio se confunden cuando lo que se ve con los ojos no corresponde con lo que se siente, en este caso, la cabina inmóvil y el movimiento provocado por una turbulencia.

La parte del avión que se mueve menos, es encima de las alas, es la zona más estable.

Si logras conseguir puestos en ese sitio, en caso de que haya turbulencia, la sentirás menos que en otras partes del avión.

Si escucha música a volúmenes muy altos, le estarás causando daños irreparables a tus oídos.

Las células nerviosas se pueden lesionar permanentemente y más adelante podrás sufrir de pérdida de audición, así que bájale un poco el volumen a tu música.

No a todos les gusta volar, y si encima estás dañando tu salud, pues la experiencia puede ser más desagradable aún. Es muy importante cuidar tu salud ante todo, así que evita complicaciones generadas por los vuelos.