Los cigarrillos electrónicos causan más daño del que se cree

Los cigarrillos electrónicos causan más daño del que se cree

COMPARTIR
cigarrillos-electronicos-dano

Según una investigación recientemente publicada en el Journal of Molecular Medicine, los cigarrillos electrónicos tienen efectos mucho más dañinos en el cuerpo de lo que se pensaba antes; reduce la efectividad del sistema inmune, expone a los pulmones a altos niveles de toxicidad e incrementa la actividad bacteriana.

El uso de estos cigarrillos ha aumentado dramáticamente en los últimos tres años, sobre todo entre los adolescentes y adultos jóvenes.

Llama la atención que entre los adultos que comienzan a usar los cigarrillos electrónicos, lo hacen con la intención de dejar de fumar tabaco, sin embargo, en la población más joven, aquellos que empiezan fumando los “e-cigs”, terminan fumando cigarrillos convencionales en menos de un año.

Lo que muchos no saben  es que este dispositivo pone es igualmente dañino para sus pulmones y sistema inmune, como si fumaran cigarrillos regulares.

Un equipo de investigadores de la Universidad de California-San Diego, llevaron una serie de estudios en ratones, para determinar los efectos de siete diferentes marcas de líquidos para los cigarrillos electrónicos.

SARM es aún más peligroso

En la investigación, los ratones que fueron expuestos diariamente a los vapores de los cigarrillos electrónicos por un período de una hora al día, cinco días a la semana, por cuatro semanas.

La primera señal de alarma fue que los marcadores inflamatorios en la sangre y en la vías aéreas de los ratones expuestos, fueron de un 10% más elevados que aquellos que no fueron expuestos, y para rematar, los ratones que habían sido infectados con neumonía tuvieron síntomas mucho más fuertes cuando fueron expuestos a los vapores.

Todos hemos escuchado de la superbacteria SARM, o Staphylococcus Aureus resistente a la meticilina, es decir que es resistente a antibióticos.

En este estudio se observó que cuando fueron infectados por SARM y expuestos a los vapores, el 25% de ellos murieron, en comparación a los que no inhalaron los vapores y fueron infectados, que al ser tratados, sobrevivieron.

Es decir, el S. Aureus se convierte en una bacteria mucho más peligrosa cuando se combina con los cigarrillos electrónicos.

Otra observación que hicieron en su estudio, es que al exponer estos microorganismos a los vapores, los ayudaba a desarrollarse porque forman una biopelícula que les facilita la invasión y adherencia a las células de las vías aéreas y se vuelven más resistentes a los ataques del sistema inmune del cuerpo.

Vale la pena mencionar que los cambios vistos en estos experimentos son my similares a los cambios celulares observados en las vías aéreas de personas  que fuman cigarrillos convencionales. Las siete marcas fueron usadas en las mismas proporciones y todas arrojaron resultados similares.

Aunque aún no está claro cuáles enfermedades serán específicas por el uso de este dispositivo, se sugiere que en vista de los cambios celulares inflamatorios observados, las enfermedades pueden ser de tipo agudo e inflamatorias.