Lo que debes saber sobre las migrañas

Lo que debes saber sobre las migrañas

COMPARTIR
las-migranas

En algún momento, casi todo el mundo ha sufrido de dolor de cabeza a lo largo de su vida; pero no todos han experimentado una migraña.

Una migraña es distinta a un dolor de cabeza común porque en realidad es una condición que afecta el sistema nervioso. El dolor que produce una migraña puede ser descrito un dolor pulsante, palpitante y fuerte, que suele estar localizado a una zona específica de la cabeza; este dolor puede durar unas horas hasta incluso días.

Cuando alguien tiene una migraña, no solo presentará el síntoma primordial, que sería el dolor en la cabeza, pero es posible que también sienta náuseas, vómitos, sensibilidad a la luz y a los ruidos.

Alrededor de un tercio de las personas que sufren de migrañas recurrentes, a veces tienen una serie de signos o síntomas previos, que pueden predecir cuándo va a venir un episodio de migraña; algunos hablan de flashes de luz, cosquilleo en alguna extremidad o puntos ciegos en la visión.

Se están elaborando estudios para lograr entender las causas de la migraña, sin embargo no se ha logrado recolectar data lo suficientemente importante para descifrar las verdaderas razones detrás de esta dolorosa y debilitante condición.

Lo que sí han logrado descubrir es que existen obstáculos en las vías nerviosas y vasos capilares cercanas a la superficie del cerebro, producidos por químicos dentro del mismo cerebro.

Estos vasos sanguíneos se inflaman, así que el tronco cerebral registra dolor. Existe evidencia de un componente genético, ya que las migrañas recurrentes suelen correr en la familia.

Aquellos que padecen de estos dolores de cabeza, deben tomar nota de cualquier elemento que los pueda disparar; podría ser de gran ayuda a la hora de prevenirlos, alejándose de esos provocadores.

Por los momentos, no existe cura definitiva para las migrañas, sin embargo puede ser tratada con medicamentos. Dependiendo de la frecuencia y severidad de las migrañas, se pueden tomar dos cursos de acción.

La primera es simplemente tomar calmantes cuando llega el dolor de cabeza, para aliviar los síntomas, o lo que se le llama un tratamiento agudo. La otra opción es la ingesta diaria de medicamentos para prevenir o reducir la severidad de los episodios, o tratamiento preventivo.

Para el tratamiento agudo, calmantes como ibuprofeno, acetaminofén o aspirina, suelen ser los más comunes, ya que los puedes adquirir en cualquier farmacia sin prescripción médica.

Sin embargo, a veces estos medicamentos no funcionan del todo, así que es posible que el médico indique algo un poco más potente y específico para episodios de migraña.

 

Si el problema es de naturaleza más crónica, a veces tomar de forma regular estos calmantes pueden ayudar, pero no siempre es así; ya sea porque no son efectivos o por alguna otra razón que te impida tomar esos medicamentos; como alergias u otras enfermedades previas. De ser así, existen drogas diseñadas para otras condiciones que se ha comprobado que ayudan a contrarrestar los dolores por migrañas; antidepresivos, medicamentos para la tensión alta o epilepsia, suelen tener ese efecto secundario.