Lo que debes saber de las úlceras estomacales

Lo que debes saber de las úlceras estomacales

COMPARTIR
ulceras-estomacales

Las úlceras estomacales, o úlceras pépticas, son lesiones abiertas que afectan la porción superior del tracto digestivo. Estas lesiones causan dolor y molestia estomacal y puede llegar a ocasionar hemorragias internas.

Existen dos tipos de úlceras: las úlceras gástricas; que se localizan en el estómago, y las úlceras duodenales; ubicadas en el revestimiento de la parte superior del intestino delgado, también llamado duodeno.

A veces las úlceras estomacales sanan solas, sin embargo, es común que sean recurrentes.

Las úlceras pépticas se forman cuando los ácidos del estómago erosionan el revestimiento del tracto digestivo; ya sea por una cantidad excesiva de ácido o porque la capa mucosa protectora en el revestimiento no está haciendo bien su labor, lo cual hace más fácil su deterioro.

La infección bacteriana por el Helicobacter Pylori y el uso prolongado de medicamentos del tipo antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) son las causas más comunes en la formación de úlceras pépticas.

La Helicobacter Pylori es una bacteria que está presente en más o menos la mitad de la población, y forma parte de la flora bacteriana normal de las personas en el tracto digestivo.

Aquellas personas que tienen esa bacteria en su organismo, son más susceptibles a las úlceras, ya que este microorganismo tiene la capacidad de aumentar la cantidad de ácidos en el tracto digestivo, y esto puede llevar a una inflamación del revestimiento y la debilitación de su capa mucosa protectora.

En el caso de los AINEs, como causante de las úlceras pépticas, se le atribuye al hecho de ellas pueden cambiar la composición de la capa mucosa cuya función es proteger el tracto digestivo, y luego causar estas lesiones.

En realidad depende de la frecuencia y dosis de estos medicamentos los que determinan si en realidad pueden causar las úlceras. Entre los AINEs se pueden incluir ibuprofeno, acetaminofén y aspirinas.

De igual forma, estas no son las únicas razones por las que se pueden formar úlceras pépticas, y no todos los que presentan la bacteria H. Pylori en su cuerpo o que toman AINEs con regularidad, terminan sufriendo de estas lesiones.

 Los síntomas más comunes de las úlceras estomacales son:

  • Dolor o molestia en la parte superior del abdomen.
  • Sensación de llenura rápido al comer.
  • Acidez.
  • Náusea.
  • Vómitos (a veces con sangre).
  • Sangre en las evacuaciones (las heces pueden verse casi negras).

Para diagnosticar una úlcera, el médico podrá necesitar realizar una endoscopia y normalmente tomarán una muestra para hacer biopsia y realizar pruebas para verificar la presencia de la bacteria H. Pylori.

Otra forma de diagnosticar las lesiones, es que el paciente ingiera una solución con bario mientras se le toma una radiografía. El bario hará que la úlcera se vea radiopaca en la placa.

El tratamiento para las úlceras depende de cuál sea la causa. Si la causa es bacteriana, se administrarán antibióticos y antiácidos.

Si el paciente está tomando AINEs, deberá suspender su ingesta, ya que aunque no sea el causante directamente, definitivamente empeorará la situación.