La Meditación

La Meditación

COMPARTIR

Este término se refiere básicamente a una serie de ejercicios o prácticas que se enfocan en promover la relajación, fortalecer la energía interna de las personas, y el desarrollo de amor, compasión, perdón, paciencia y generosidad.La meditación ha sido un componente de diferentes culturas y creencias religiosas desde hace miles de años, sin embargo, no es considerada una religión o creencia en sí misma.

Esta práctica necesita de un esfuerzo especial por parte de la persona, para lograr autorregular los procesos mentales y de concentración. También se usa mucho para aliviar ciertas condiciones de salud, tanto físicas como psicológicas; tales como presión sanguínea alta, depresión, trastornos de ansiedad.

La meditación, visto desde la perspectiva de la psicología y la fisiología, puede lograr lo que se llama estado alterado de la conciencia. El estado alterado de la conciencia tiene una serie de efectos que se pueden observar neurofisiológicamente y se pueden medir.

En las culturas occidentales, se practican varias formas de meditación que se han hecho bastante populares, tales como la respiración consciente y la relajación muscular, y se ha comprobado que estas prácticas tienen resultados beneficiosos sobre todo en el área cognitiva.

La meditación se lleva a cabo de diversas maneras; por ejemplo, en el budismo, lo más común es colocarse en posición de loto y repetir un mantra, lo cual lleva a la persona a un estado de concentración profunda y de paz completa. La autosugestión es otra de las metas a las que se apuntan cuando se realiza esta actividad, en el cual se busca entrenar el subconsciente y convencerse de alguna idea en particular o para fijar alguna asociación mental.

Entre los beneficios documentados a través de estudios realizados en universidades, se pueden nombrar:

  • Reduce la presión arterial.
  • Ayuda a mejorar la calidad del sueño.
  • Ayuda la memoria.
  • Contribuye en el estado anímico.
  • Relaja y descansa nuestra mente.
  • Mejora los niveles de concentración mental.
  • Relaja las tensiones musculares.

Si se quiere comenzar a practicar la meditación, es recomendable aprender un poco sobre sus técnicas y sus enfoques, para ello quizás sea buena idea buscar ayuda en libros, cursos o hablar con personas conocidas que tengan experiencia en esta actividad. Aunque meditar no lleva ninguna complicación, sí es buena idea saber lo que se quiere buscar para evitar pérdida de tiempo. Una vez que se tenga la información se puede iniciar la practica por nuestra cuenta.

Es importante recalcar los beneficios que trae a la paz interior y al crecimiento espiritual, sobre todo en estos momentos de la historia, donde las cosas se mueven con tanta velocidad y pueden generar estrés y ansiedad.