La depresión clínica y sus síntomas

La depresión clínica y sus síntomas

COMPARTIR
depresion-mayor

 La depresión es un sentimiento de tristeza, infelicidad, melancolía o abatimiento.

No es raro que las personas se sientan de esa forma de vez en cuando, por períodos cortos. Hablamos de una depresión clínica cuando tenemos un trastorno del estado anímico y esos sentimientos están presentes por más de varias semanas y si empiezan a interferir con nuestras actividades y día a día.

Este trastorno puede afectar a personas de todas las edades, a partir de la adolescencia.

              Los síntomas de la depresión son muchísimos, pero por lo general incluyen:

  • Irritabilidad o tristeza emocional frecuente.
  • Insomnio o exceso de sueño.
  • Cambio de peso traído por cambios en los patrones del apetito.
  • Cansancio.
  • Sentimientos de culpa, odio a sí mismo y sentimiento de ser inútil.
  • Problemas para concentrarse.
  • Inactividad y disminución de las actividades diarias.
  • Pensamientos suicidas o de muerte.
  • Dejan de disfrutar actividades que le son placenteras.

              Las principales formas de depresión son dos: la depresión mayor y el trastorno depresivo persistente.

En la depresión mayor, los sentimientos de tristeza y frustración, ira y pérdida, empiezan a interferir de forma negativa en la vida diaria, impidiendo un normal funcionamiento de la persona, y tiene una duración de semanas o meses.

El trastorno depresivo persistente es más serio, ya que se extiende por al menos 2 años; tiempo en el cual habrán momentos de depresión mayor y habrá períodos cuando los síntomas son menos severos.

              También se puede mencionar otros tipos de depresiones que afectan a muchas personas y que son frecuentes:

  • Depresión postparto: los cambios hormonales pueden desencadenar sentimientos de profunda tristeza en las mujeres en los meses después de haber dado a luz.
  • Trastorno disfórico premenstrual: en la semana antes de la menstruación se pueden presentar síntomas depresivos, que desaparecen cuando se termina de menstruar.
  • Trastorno afectivo estacional: Ocurre durante las épocas más frías y oscuras del año; otoño e invierno, y desaparece al llegar la primavera. Se cree que es debido a la disminución de la luz solar.
  • Depresión mayor con características psicóticas: Es cuando aparte de los síntomas de la depresión, también existe una falta de contacto con la realidad.

Frecuentemente la depresión se pasa de padres a hijos, ya sea por predisposición genética, o por conductas aprendidas en la casa o el entorno en general.

A veces la depresión puede ser generada por algún hecho particularmente estresante o triste en la vida de la persona, también cambios bruscos e inesperados pueden desencadenar un episodio depresivo.