LA CLAVE PARA LA PERDIDA DE PESO ES LA CALIDAD DE LA...

LA CLAVE PARA LA PERDIDA DE PESO ES LA CALIDAD DE LA DIETA NO LA CANTIDAD, DICE ESTE NUEVO ESTUDIO

COMPARTIR

Un estudio que se publicó en JAMA, encontró que la gente que redujo su consumo de azúcar añadida, granos refinados y comida altamente procesada que se concentró en consumir muchos vegetales y comidas integrales sin preocuparse en pensar sobre el conteo de calorías o limitando el tamaño de las porciones, perdió una cantidad considerable de peso en el transcurso de un año.

El estudio brinda apoyo para la noción de que la calidad de la dieta, no la calidad es lo que ayuda a la gente a controlar su peso más fácilmente a largo plazo. Esto indica también que las asociaciones de doctores deberían dejar de insistir tanto sobre las calorías y alentarlos a consumir menos comidas procesadas hechas con ingredientes refinados y azúcar añadida, pan blanco, harina refinada y golosinas altas en azúcar.

El nuevo estudio, conducido por Christopher D. Gardnes, el director del centro de estudios de nutrición del centro de investigación y prevención de Stanford, conto con más de 600 participantes.

Dicho estudio consistió en comparar dos grupos de personas con sobrepeso y obesas, para ver como les iría con dietas bajas en carbohidratos y bajas en grasa. Pero también querían comprobar la hipótesis que sugería que algunas personas tienen pre-disposición para tener mejores resultados en una dieta o en otra, según su genética.

Se dividió al grupo en dos, los bajos en  carbohidratos saludables y los bajos en grasas saludables, todos los participantes acudieron a clases con nutriólogos para enseñarles como comer, la mayoría comida casera, integral, no procesada.

En vez de consumir cosas como jugo de fruta, pastelitos o arroz blanco, que son bajos en grasa, se les alentó a comer cosas como quinoa, arroz integral, avena, lentejas. Y al grupo bajo en carbohidratos, les enseñaron a consumir cosas como mantequillas de nueces, vegetales, semillas.

Se les invito a realizar la actividad física recomendada pero de manera generalizada no elevaron sus niveles de actividad.  Un aspecto único del estudio es que no les dieron un número específico de calorías a seguir.

Lo importante es, no que las calorías no importen, sino que al enfocarse en consumir alimentos naturales y caseros, terminaron consumiendo menos calorías al sentirse satisfechos por más tiempo. Es ahí donde radica la importancia de la calidad de la dieta sobre la cantidad de la misma.