Huevos para perder peso: ¿realidad o ficción?

Huevos para perder peso: ¿realidad o ficción?

COMPARTIR

Los huevos son un alimento común en la dieta de muchísimas personas, pero seguramente no sabías que se ha estudiado su impacto en la pérdida de peso, aprende más sobre esto.

Varios estudios han mostrado que comer huevos para el desayuno (en oposición a un desayuno que se basa en bagels, con un conteo calórico similar) podría ayudar a la gente a reducir su peso. En un estudio, el grupo que consumió huevos en su comida de la mañana consumieron una cantidad menor de calorías durante las 36 horas siguientes en comparación con el grupo que consumió bagels. Y en otro estudio más, aquellos quienes comieron huevos en la mañana perdieron el doble de peso que los que comieron bagel.

Otro motivo por el cual los huevos pueden estar entre tus herramientas de pérdida de peso, tiene que ver con el alto contenido de proteína que contienen. La proteína tiene gran poder saciedad que puede prevenir picos de insulina y tener menos picos de insulina se traduce en menos antojos.

No es de sorprender que los estudios muestren una relación entre consumir huevos en la mañana y un menor consumo de calorías. La proteína te llena y te da energía por un largo tiempo. Así que, consumir proteína temprano te ayudará a vencer los antojos de media mañana y estarás satisfecha hasta la hora del almuerzo.

Dicho esto, es importante notar que los estudios que compararon la pérdida de peso entre grupos que comieron alimentos con conteos calóricos similares, hay que seguir tomando en cuenta las calorías a la hora de perder peso. Así que esta no es una excusa para desayunar un omelette de 4 huevos con queso cada mañana.

También cabe aclarar que la mayoría de la proteína saciadora se encuentra en las claras del huevo, un huevo grande tiene alrededor de 72 calorías y 5 gramos de grasa, cada clara de huevo tiene 17 calorías y nada de grasa.

Así que puedes seguir disfrutando de los huevos en la mañana en vez de bollería y bagels, los cuales son muy altos en carbohidratos y calorías y no son tan llenadores. Pero sigue prestando atención a las calorías y a veces aligera tus desayunos utilizando la clara y la yema por mitades.

Aquí te damos algunas ideas de como incorporar el huevo a tus desayunos:

 

  • Cocido como botana:Cuece algunos huevos, déjalos enfriar, córtalos a la mitad y saca las yemas. Rellénalos con humus, salsa o incluso atún para un mix de proteínas.
  • En ensaladas:Corta las claras cocidas en pedacitos en ensaladas elegantes o usa la mitad de un huevo entero sobre hojas verdes.
  • En sándwiches:¿qué tal un delicioso sándwich de ensalada de huevo?
  • Con tu avena:Vierte claras liquidas en tu avena para incrementar el tamaño de la porción y el conteo de proteína.