Hipotiroidismo

Hipotiroidismo

COMPARTIR

Es un trastorno en el que la glándula tiroides no está produciendo la cantidad suficiente de la hormona tiroidea.      Esta glándula se ubica en la parte frontal del cuello, por encima de las clavículas. La función de la hormona tiroidea es regular la forma en las células usa la energía o lo que se llama metabolismo.

Esta condición es más frecuente en las mujeres y en personas mayores de 50 años de edad. La tiroiditis, que es la inflamación de la glándula, es la causa más común del hipotiroidismo. Entre otras posibles razones por las que se inflama la glándula tiroides están:

  • Enfermedades autoinmunes.
  • Infecciones respiratorias o virales.
  • Embarazo (tiroiditis posparto).
  • Algunos medicamentos.
  • Anomalías al nacer.
  • Radioterapia en la zona del cuello o el cerebro.
  • Uso de yodo radioactivo como tratamiento de tiroides hiperactiva.
  • Remoción por cirugía de la glándula tiroides, ya sea parcial o total.
  • Tumor en la glándula hipófisis.

Si la persona presenta algunos de los siguientes síntomas, se puede sospechar que sufre de alguna alteración de la glándula tiroides:

  • Estreñimiento con heces duras.
  • Fatiga
  • Sensibilidad al frío.
  • Dolores en los músculos y articulaciones.
  • Menstruaciones irregulares y abundantes.
  • Resequedad en la piel y palidez.
  • Depresión.
  • Aumento de peso corporal.
  • Uñas quebradizas.
  • Debilidad

Si la condición no es tratada, se pueden presentar otros síntomas, tales como:

  • Ronquera en la voz.
  • Engrosamiento en la piel.
  • Disminución del gusto y del sentido del olfato.
  • Caída del vello en las cejas.
  • Temperatura corporal baja.
  • Latidos del corazón lentos.

Los exámenes a realizar para diagnosticar algún desorden en la glándula tiroides comienzan por un examen físico general, en cual se podrá observar si la glándula está agrandada, es de tamaño normal o disminuida. También se podrá ver en ese examen los signos físicos que se mencionaron antes que pueden indicar un cambio en los patrones de la hormona tiroidea. Además se ordenarán exámenes específicos para medir los niveles de las hormonas TSH y T4 que son a través de una muestra de sangre.

El tratamiento para el hipotiroidismo consiste en reponer de forma externa las cantidades de hormona tiroidea que están deficientes. Para ello se usa la levotiroxina, que es el sustituto más común para este trastorno.

Se indicará la dosis mínima del medicamento que le permita aliviar los síntomas y llevar los niveles de hormona en la sangre a la normalidad. Dependiendo del estado general de salud y la edad, esa dosis podrá ser un poco menor al comienzo y se irá ajustando poco a poco. En la mayoría de los casos, el tratamiento en las personas con hipotiroidismo será de por vida.