Entrenamiento en suspensión: TRX

Entrenamiento en suspensión: TRX

COMPARTIR
A group of people doing suspension training at the gym.

Hace unos años, un grupo de Navy SEAL, un grupo élite de la Armada de Estados Unidos, ideó un método de entrenamiento en suspensión para el fortalecimiento muscular, usando el propio peso corporal como resistencia y en cual se puede variar el nivel de dificultad según la posición del cuerpo.

Todo comenzó cuando al verse limitados en cuanto a espacio y equipos, un grupo de soldados de la división Navy SEAL, se las ingeniaron  través de materiales que tenían a la mano, como cinturones de paracaídas y herramientas que usaban en reparaciones para las embarcaciones, para crear un dispositivo que permitiera usar el peso corporal de los soldados.

Este método se está convirtiendo en una rutina de ejercicios muy popular en el mundo, ya que se ha comprobado su eficiencia y que en realidad da excelentes resultados. Este ejercicio no necesita de un entrenamiento o forma física previa, debido a que hay rutinas diseñadas para atender todos los niveles, desde los más principiantes hasta los más expertos.

El TRX tiene movimientos para absolutamente todos los grupos musculares así como para trabajar músculos específicos. Además da la posibilidad de ser un ejercicio anaeróbico y también aeróbico, siendo muy completo y efectivo para ponerse y mantenerse en forma.

Como es un ejercicio de bajo impacto, y por sus propias características, el TRX es ampliamente utilizado en personas con limitaciones físicas y de edad avanzada, así como es muy usado en terapias de rehabilitación por lesiones físicas. Es un ejercicio que permite mucha libertad en los movimientos y hay poco riesgo de caerse o lastimarse.

Uno de los muchos beneficios que aporta el TRX es que mejora notablemente el equilibrio y la estabilidad, ya que al tener que mantener el cuerpo en una posición correcta durante los movimientos, se activa todo el centro o núcleo, en la zona abdominal y la parte baja de la espalda, teniendo efectos positivos también en la postura general.

  El TRX en sí consiste en dos cintas no elásticas de longitud ajustable, con asas o agarraderas en los extremos, hechas de un material altamente resistente, que son sujetadas a un punto de anclaje. A partir de allí es que se harán todos los movimientos de fuerza. La longitud de las cintas se ajusta dependiendo de los músculos que se quieran trabajar y de los movimientos a ser realizados.

Aunque es un entrenamiento relativamente sencillo, siempre es buena idea estar guiado por un profesional calificado, para asegurarte de tener la postura correcta y la técnica adecuada, de lo contrario podrías hacer movimientos incorrectos que sí pueden generar lesiones y dolores musculares.