Enteritis por Escherichia coli

Enteritis por Escherichia coli

COMPARTIR

La enteritis por E. coli es la inflamación del intestino delgado causada por esta bacteria y es la responsable más frecuente de la llamada diarrea del viajero. La E. coli  es una bacteria que normalmente reside en el intestino de los animales y humanos. Por lo general no presenta ningún problema, sin embargo, hay algunos tipos de E. coli que pueden provocar una intoxicación. En algunos casos, según la cepa que haya provocado dicha intoxicación, ésta puede ser muy grave.

Las formas en las que la bacteria puede afectar los alimentos incluyen:

  • Las carnes, de res o de ave, pueden entrar en contacto con el ejido del intestino de un animal mientras la están procesando.
  • El agua que se usa durante el riego o el lavado, puede estar contaminada con desechos humanos o animales.
  • La manipulación incorrecta durante el transporte o almacenamiento.

La intoxicación como tal de los alimentos puede ocurrir de las siguientes maneras:

  • El alimento fue preparado por alguien que no siguió normas básicas de higiene y no se lavó  las manos de forma adecuada.
  • Si el alimento se preparó usando utensilios de cocina que no estaban limpios.
  • Los productos derivados de la leche o mayonesa que no hayan estado bajo las correctas normas de refrigeración.
  • Agua que no haya sido tratada y saneada de forma apropiada.

Aunque no es lo habitual, es posible que una persona le transmita la E. coli a otra. Puede ocurrir si luego de usar el baño, esta no se lave las manos y entre en contacto con objetos o directamente con la otra persona.

Los síntomas se empiezan a desarrollar cuando la bacteria llega al intestino. Por lo general, los síntomas aparecen 24 a 72 horas después de entrar en contacto con ella. Cuando se presenta una diarrea muy súbita, fuerte y con sangre, lo más probable es que se tenga una infección por E. coli.

Además, se pueden presentar otro síntomas que incluyen:

  • Fiebre
  • Inapetencia
  • Gases
  • Cólicos en el estómago.
  • Algunas veces, vómitos.

  Cuando la infección es severa, también se pueden presentar:

  • Palidez en la piel.
  • Orina con sangre.
  • Reducción en la cantidad de orina.

Para hacer un diagnóstico certero, se hará un examen físico y un coprocultivo para confirmar la presencia de la E. coli. En la mayoría de los casos, una infección por E.coli pasa sola al cabo de un par de días. El tratamiento que se pueda mandar, es más que todo para evitar deshidrataciones. Es importante ingerir mucho líquido y comer bien para evitar otras complicaciones