El té verde: algo más que una moda

El té verde: algo más que una moda

COMPARTIR
te-verde

Son muchos los alimentos, que de un momento a otro parecen estar “de moda” y el té verde parece ser uno de ellos, y es que es mucho lo que se habla de esta bebida, la cual, públicamente, diferentes modelos y famosos en la música y la actuación, han mencionado como su favorita para hidratarse durante todo el día.

Pero el té verde no se ha ganado su fama por cualquier cosa, sino por importantes razones.

Se ha demostrado que las hojas que hacen posible generar esta infusión, están llenas de propiedades increíbles que colaboran con la prevención de enfermedades como el cáncer, la aceleración del metabolismo, el buen funcionamiento cerebral, pérdida de grasa y el retraso del envejecimiento.

Muchos nutricionistas incluso llaman al té verde como un suplemento dietético (sustancias que integran más nutrientes en el cuerpo para combatir más fácilmente la grasa) por diversas razones.

Se puede comenzar mencionando que esta bebida contiene un antioxidante conocido como EGCG, el cuál sin duda previene la vejez precoz pero también combate el cáncer y ayuda a perder grasa ya que la energía del cuerpo se eleva y se quema grasa más fácilmente.

Pero, quizás lo que más potencia la capacidad de reducir la molesta grasa acumulada, son las Catequinas del té verde, sí, esa sustancia que no dejan de comentar en los medios de comunicación, que, además, previene las alergias.

Por otra parte, estos mismos componentes, actuando en conjunto, se convierten en una forma comprobada científicamente, de ayudar a tener una piel cuidada.

El té verde es antiinflamatorio, lo que ayuda a reducir rojeces del acné, eliminar las populares ojeras, reducir las estrías y celulitis y, en general, revelar una piel saludable.

Y, por si todo esto fuera poco, esta popular infusión mejora la salud de la mente, porque es un energizante natural (tal como el té negro y el café) y despierta las neuronas, mejorando la memoria, ayudando a la concentración y previniendo enfermedades como el Alzheimer.

Es importante no dejar de recordar que el té verde, así como todos los tipos de té se deben comprar en su versión de hojas secas y evitarse las típicas bolsitas porque estas últimas no son 100% naturales.

Siguiendo este consejo se podrá disfrutar de una mejoría impresionante en el cuerpo luego de apenas una semana de consumir al menos una taza a día. No es magia, ¡Pero parece!