El síndrome del tics motores y vocales imposibles de controlar

El síndrome del tics motores y vocales imposibles de controlar

COMPARTIR

El síndrome de Tourette es un trastorno en el área de nueropsiquiatría que se caracteriza por la presentcia de tics motores y vocales, los cuales son muy difíciles o imposibles de controlar. Ellos pueden aumentar o disminuir y en algunos casos pueden suprimirse temporalmente y suelen tener un impulso premonitorio.

Anteriormente se le veía como una rara enfermedad, en la que la persona exclamaba palabras obscenas o comentarios inapropiados, sin embargo se ha descubierto que esos son síntomas presentes en una pequeña proporción de los afectados. Esta condición ya no se considera un trastorno raro, pero a veces no es diagnosticado de manera correcta, ya que en su mayoría los tics son leves y estos van disminuyendo con el paso de los años y en la adolescencia.

La síndrome es más frecuente en niños

Es raro ver casos de síndrome de Tourette severos en la edad adulta, y es importante saber que este trastorno no afecta la esperanza de vida o capacidades intelectuales. Los síntomas suelen empezar a aparecer antes de los 18 años y no hay  predilección por grupo étnico, aunque los varones lo sufren 3 o 4 veces más que las mujeres.

Las causas precisas de esta enfermedad se desconocen, sin embargo estudios recientes han revelado la presencia de ciertas anormalidades en algunas regiones del cerebro, las conexiones entre esas regiones y los neurotransmisores que se encargan de la comunicación entre las células nerviosas. Hubo un caso en el 2015 en el que la persona con síndrome de Tourette tuvo una remisión al comenzar una dieta sin gluten, lo que ha iniciado investigaciones hacia ese lado.

Síntomas del síndrome de Tourette

El síndrome de Tourette a veces viene acompañado de otros trastornos como pueden ser Trastorno de Hiperactividad y déficit de atención o trastorno obsesivo compulsivo, trastornos depresivos o de control de impulsos. Los síntomas del síndrome de Tourette comienzan con tics faciales, que pueden ser seguidos por otros tics. Otros síntomas pueden incluir:

  • Parpadeo fuerte de los ojos.
  • Saltar.
  • Empujar con los brazos.
  • Papear.
  • Aclaración de la garganta.
  • Encoger los hombros.

Estos tics pueden presentarse en varias oportunidades durante el día, y pueden cambiar con el tiempo. A pesar de la creencia popular, es raro encontrar casos pacientes cuyos tics incluyan exclamaciones con palabras vulgares.

Diagnóstico y Tratamiento

El diagnóstico del síndrome de Tourette se hace por observación clínica de los síntomas y descripción de ellos.  Cuando los síntomas son leves, los pacientes no reciben tratamiento, ya que los efectos secundarios de los medicamentos son fuertes y no valen la pena. La terapia cognitiva conductual puede ser de ayuda para controlar los tics.