EL ACEITE DE COCO Y LA SALUD

EL ACEITE DE COCO Y LA SALUD

COMPARTIR

El aceite de coco tiene usos muy beneficiosos en casi todas las áreas de la salud, desde cuidados para la piel y cabello hasta la pérdida de peso y control de los niveles de colesterol. El aceite de coco ayuda a personas con problemas renales, enfermedades del corazón, hipertensión, cáncer, diabetes y VIH, además que fortalece los dientes y huesos. Todas estas ventajas se pueden atribuir a su contenido de ácido láurico, ácido cáprico y ácido caprílico, con todas sus propiedades características que incluyen capacidades antioxidantes, antimicrobianos, anti fúngicas y calmantes.

El aceite de coco se ha usado masivamente en países tropicales y de Asia, tales como la India, Tailandia, Filipinas, Sri Lanka, etc., ya que estas zonas tienen muy buena producción de aceite de coco. En países occidentales se usó bastante, pero en la década de los 70 se comenzó una fuerte campaña por parte de compañías productoras de aceite de maíz y de soya, denunciando su alto contenido de grasa saturadas, sin embargo, en años recientes se ha descubierto que esas afirmaciones no son del todo ciertas.

El cabello es uno de los más beneficiados por el aceite de coco. Ayuda en su crecimiento y le da un aspecto lustroso y brillante. Reduce la pérdida de proteínas, que es la causa de que el cabello de vuelva quebradizo y débil. En el subcontinente indio, la mayoría de las personas aplican aceite de coco al cabello después de lavarlo, ya que actúa también como una excelente acondicionador y ayuda a que el cabello dañado crezca sano y fuerte de nuevo.

Las cardiopatías también se ven afectadas de forma positiva por el aceite de coco, ya que el ácido láurico ayuda de forma activa a prevenir niveles altos de colesterol e hipertensión. Aunque sí es cierto que contiene altos niveles de grasas saturadas, estas son distintas a las encontradas en otros aceites, como el vegetal, ya que se ha comprobado que no elevan los niveles de LDL y reduce los daños a las arterias, por lo cual previene la arterioesclerosis.

El aceite de coco se usa mucho en dietas para perder peso, ya que los ácidos grasos que contiene son de cadena media y corta, lo cual ayuda en la meta de adelgazar. Es un aceite de fácil digestión y colabora en el buen funcionamiento del sistema endocrino y de la glándula tiroides. La tasa metabólica del cuerpo aumenta con la ingesta de este aceite, quemando más energía.

Son muchísimos los beneficios que se obtienen gracias al aceite de coco, y aunque haya tenido una reputación dudosa por un tiempo, ya se sabe que en realidad era una campaña de desprestigio por parte de la competencia.