¿Cuál opción es la más saludable? ¿Mantequilla o margarina?

¿Cuál opción es la más saludable? ¿Mantequilla o margarina?

COMPARTIR
mantequilla-o-margarina

Desde hace varias décadas, se empezó a vender la idea de que la margarina era una opción más ligera y saludable a la mantequilla, bajo la premisa de que su contenido graso es menor, tratando de convencer al público que la margarina era una alternativa que podría sustituir a la mantequilla.

  Pero estudios han demostrados que en realidad, la margarina y la mantequilla tienen casi los mismos niveles de grasa; alrededor de un 80% en peso para ambos.

Lo que sí hay que aclarar es el tipo de grasa del cual están compuestos estos alimentos. La mantequilla contiene grasas saturadas, cuyos efectos en el aumento de los niveles de grasa en la sangre son bien conocidos. La margarina, por otro lado, contiene grasas trans, que se ha establecido en numerosos estudios y ya es canon entre los nutricionistas, es peor que las grasas saturadas para el cuerpo.

El motivo por el cual las grasas trans son tan dañinas para nuestro organismo, es que no son fácilmente metabolizadas, así que se adhieren a diferentes tejidos grasos en el cuerpo. Además, se ha descubierto que la margarina desprende una serie de compuestos que resultan tóxicas, aumentando el riesgo de cáncer y enfermedades del hígado y el riñón.

Entonces uno se pregunta, ¿por qué nos tratan de vender un sustituto que claramente es más dañino que la mantequilla por su contenido de grasas trans?

La respuesta es que en los últimos años, se ha ido eliminando o reduciendo la cantidad de grasas trans de las margarinas. Sin embargo, no todas han tomado esas medidas y siguen habiendo muchas margarinas con este dañino compuesto. Estas nuevas margarinas, se caracterizan por ser bajas en grasas, sin grasas trans, bajas en grasas saturadas y más grasas insaturadas.

Ante la duda de qué se debe elegir entre mantequilla y margarina, la respuesta sin lugar a dudas es mantequilla. Pero ante la posibilidad de escoger entre mantequilla y las nuevas margarinas, la opción más saludable es la margarina.

Si lo que se está buscando es el cuidado de la salud, lo ideal es dejar atrás tanto la mantequilla como la margarina y usar aceite de oliva extra virgen y en pequeñas cantidades.

A la hora de cocinar, sobre todo en repostería, ambas cumplen la misma función; darle humedad a la torta, hacen que suba y mejoran los sabores. Sin embargo, hay quienes prefieren el sabor que aporta la mantequilla y otros prefieren la textura que da la margarina.