Correr 30 minutos todos los días trae muchos beneficios

Correr 30 minutos todos los días trae muchos beneficios

COMPARTIR
correr

Aunque pareciera que adelgazar y mantenerse en forma requiera de una gran cantidad de tiempo, en realidad no es tan así.

Con 30 minutos diarios de trote los beneficios físicos son increíbles.

Cuando se empieza a trotar o correr, en los primeros instantes ocurren en el cuerpo una serie de reacciones bioquímicas en las que se comienza a usar el combustible de los músculos, para ello es necesario descomponer el glucógeno, almacenado en ellos. Este compuesto, se encuentra en la sangre también, por lo cual también es sacada de allí; razón que explica la utilidad del ejercicio para reducir los niveles de azúcar en la sangre.

A continuación, el corazón late con más rapidez, y la sangre es dirigida a los músculos. En vista de que las células musculares necesitarán más oxígeno para funcionar eficientemente, la respiración se volverá más rápida también.

Al llegar a los 10 minutos, se está en un punto determinante; el que está en forma se sentirá fuerte y podrá continuar sin problema su ejercicio, en cambio el que está desentrenado, su cuerpo no se da abasto ante la demanda de energía y tendrá que detenerse o bajar el ritmo a lo mínimo.

 Al llegar a los 30 minutos, una vez que uno se detiene, todo el organismo comenzará a volver a su estado natural.

Es bien conocido entre los que practican este ejercicio la subida de energía al finalizar. Esto se debe a una crecida en los niveles de dopamina que hace que la persona se sienta con mayor energía y según estudios realizados, se ha determinado que esos 30 minutos diarios de trote pueden ayudar muchísimo a las personas que sufren de depresión.

Por supuesto que trotar o correr todos los días por 30 minutos ayudarán enormemente a adelgazar, tanto por la quema de calorías durante el ejercicio como por la velocidad en la que esas calorías son quemadas después de terminar de trotar.

Es harto conocido el papel que juega correr con el aumento de la masa ósea, e incluso detiene el proceso de pérdida ósea que viene con la edad, sobre todo en mujeres. Existen mitos sobre el daño que hace trotar sobre las articulaciones de la rodilla, y la verdad no podría estar más lejos de ese enunciado. Trotar fortalece las rodillas y frena el deterioro mental que pueda tener una persona.

Estos son algunos de los muchísimos beneficios que trae hacer este simple ejercicio, para el cual además lo único que se necesita es un par de zapatos apropiados.