Conozca las causa y los síntomas del Cáncer de Piel

Conozca las causa y los síntomas del Cáncer de Piel

COMPARTIR

El cáncer de piel de tipo no melanoma es la variación más frecuente de esta enfermedad. Se les denomina “no melanoma” porque este es un tipo distinto, en el que se desarrolla de los melanocitos y es sumamente agresivo y mortal.

Las causas principales del cáncer de piel

Las principales causas incluyen la predisposición genética, rayos ultravioleta, agentes químicos, infecciones virales causadas por el virus del papiloma humano o deficiencias en el sistema inmune.

La exposición en exceso a la luz del sol sin  protección es una de las causas más frecuentes en la aparición del cáncer de piel. Aquí influye la cantidad de tiempo, la intensidad de la luz y si se vive en una zona donde la luz solar es intensa a lo largo de todo el año. Las cabinas de bronceado artificial también son peligrosas en este sentido ya que los rayos ultravioleta son sumamente fuertes.

Existen ciertos productos químicos que pueden provocar esta enfermedad cuando las personas están expuestas por mucho tiempo a ellas, como por ejemplo el arsénico, la hulla, parafina, brea y algunos tipos de aceites.

Las personas que están expuestas a radiaciones, ya sea por tratamiento o por razones laborales, tienen un mayor riesgo a contraer  cáncer de piel.  También cuando existen lesiones en la piel o inflamaciones prolongadas, como resultado de quemaduras, daños cutáneos producto de enfermedades inflamatorias, pueden también generar cáncer de piel.

Los síntomas del cáncer de piel

Hay una enfermedad bastante rara, hereditaria que se llama xeroderma pigmentoso, en el que la capacidad de la piel para reparar los daños en el ADN causados por la exposición a la luz del sol es disminuida. Las personas que sufren de esta patología tienden a desarrollar tumores en la piel, muchas veces desde tempranas edades.

Los síntomas del cáncer de piel del tipo no melanoma, pueden tener el aspecto de una simple marca en la piel, sin embargo hay que prestar atención si por ejemplo se presenta una úlcera en la piel que no sana al cabo de unos tres meses.

Los tipos de cáncer de piel no melanoma más comunes son:

  • Carcinoma de células basales: se ubican en zonas más bien planas, tienen un color rojizo y escamoso que pueden sangrar con lesiones leves.
  • Carcinoma de células escamosas: tienen apariencia de protuberancia creciente, áspera.
  • Sarcoma de Kaposi: tiende a adquirir una coloración oscura.
  • Sarcoma de la piel: se manifiestan como masas debajo de la piel. Cuando se trata de tumores de células de Merkel, aparecen como nódulos rojizos o púrpuras o úlceras en la cara y a veces en los brazos o piernas.

El tratamiento más común es la extirpación quirúrgica de la lesión y por lo general, en el 90% de los casos, con este procedimiento es suficiente para eliminar la enfermedad.