Conozca la escabiosis, un tipo de sarna causada por acaros

Conozca la escabiosis, un tipo de sarna causada por acaros

COMPARTIR

La escabiosis o sarna es una enfermedad de la piel que es sumamente contagiosa y es causada por un pequeño ácaro. Esta condición se puede encontrar en cualquier parte del mundo y no discrimina en edad y raza de las personas.

La sarna se pasa de una persona a otra por contacto directo con alguien infectado. Es de muy fácil propagación y es habitual que familias enteras resulten contagiadas. Frecuentemente ocurren brotes de escabiosis en lugares donde hay contacto cercano y constante entre personas, como por ejemplo asilos y ancianatos, guarderías y residencias universitarias.

Los pequeños ácaros que provocan la sarna depositan huevos en la piel luego de excavar en ella, se forma un pequeño agujero que parece una marca de lápiz y a los 21 días esos huevos eclosionan. Esto resulta en una respuesta alérgica causando una erupción que causa mucha picazón.

Las mascotas y animales no contagian la sarna humana y tampoco se puede transmitir a través de piscinas. Hay un tipo de sarna severa en el que hay la presencia de una gran cantidad de ácaros y se le llama sarna costrosa. Cuando una persona tiene un sistema inmune comprometido y debilitado, está  a mayor riesgo de padecerla.

Los síntomas de la escabiosis

  • Prurito grave, sobre todo en horas de la noche.
  • Erupción en la piel, especialmente entre los dedos de los pies y manos, las muñecas, axilas, glúteos y mamas.
  • Úlceras en la piel causadas por el constante rascado.
  • Líneas delgadas en la piel.
  • La erupción en los bebes se podrá observar en todo el cuerpo, sobre todo en la cabeza, cara y cuello.

Diagnostico y Tratamiento

Para diagnosticar la escabiosis, el médico hará un examen de la piel para verificar los signos de la sarna. Este podrá hacer un raspado de los agujeros para así retirar los ácaros, huevos y/o heces con la finalidad de examinarlos. También es posible que se realice una biopsia de la piel.

El tratamiento de la sarna es un poco complejo. Es importante que al momento de ser diagnosticado se lave la ropa, ropa interior, sabanas, cobijas, pijamas, etc., en agua caliente y se seque a una temperatura mayor a 60°C. En caso de no ser posible este lavado y secado, mantenga estos artículos alejados de la piel por 72 horas, ya que los ácaros mueren al no estar en contacto con el cuerpo. Se debe aspirar las alfombras y los muebles.

Para aliviar la picazón se pueden usar loción de calamina y baños de agua fría. Es recomendable que toda la familia sea tratada, así no presenten síntomas. Comúnmente se usan cremas con permetrina al 5%, benzoato de bencilo, azufre con vaselina y crotamitón. En casos severos y difíciles de tratar, se puede indicar ivermectina en una dosis única.