Conheça a psoriase, suas causas e sintomas

Conheça a psoriase, suas causas e sintomas

COMPARTIR

Esta es una enfermedad bastante común y se suele presentar en personas entre los 15 a 35 años de edad. No es contagiosa, sin embargo sí se puede transmitir de padres a hijos. Existe la teoría de que es una enfermedad autoinmune.

La psoriasis es una afección de la piel en la que se irrita y enrojece. En la mayoría de los casos viene acompañada de parches gruesos de color blanquecino y la piel escamosa y roja; a esos parches se les llama escamas.

Cuando la piel se encuentra sana y en estado normal, las células nuevas de piel se generan en las capas más profundas de la piel y van subiendo, llegando a la superficie más o menos una vez al mes. En la psoriasis este proceso tarda dos semanas, por lo que se acumulan células muertas en la superficie, formando así las escamas.

La psoriasis puede aparecer al ser disparada por otras afecciones, como por ejemplo:

  • Infecciones en las vías respiratorias altas, ya sea bacteriana o viral.
  • Aire demasiado seco.
  • Lesiones en la piel.
  • Picaduras de insectos.
  • Ciertos medicamentos.
  • Estrés.
  • Poco contacto con la luz del sol.
  • Quemadura por exceso de sol.
  • Consumo alto de alcohol.

Cuando las personas tienen el sistema inmune comprometido, la psoriasis puede ser más severa. Por ejemplo:

  • Quimioterapia para cáncer.
  • SIDA.
  • Enfermedades autoinmunes.

Los síntomas de la psoriasis pueden presentarse de forma abrupta o puede ser de aparición lenta. En muchos casos los síntomas desaparecen y luego vuelven al tiempo.

El principal síntoma de la psoriasis son los parches de la piel, en la que se ve irritada, roja y escamosa. Estos parches, escamas o placas suelen verse sobre todo en los codos, rodillas y la zona media del cuerpo. También pueden aparecer en el cuero cabelludo, manos y pies.

Los parches de la psoriasis suelen ser molestos, y provocar picazón, ser seca, gruesa, levantada y con un color entre rojo y rosado. El diagnóstico se hace principalmente por observación clínica. A menos que presente dolor en las articulaciones, no es necesario hacer otros exámenes.

El tratamiento para la psoriasis consiste en aliviar los síntomas y evitar posibles infecciones.

Por lo general se usan tratamientos tópicos, tratamientos sistémicos o fototerapia. Cuando se usan tratamientos tópicos, se usan cremas, lociones y champús que contengan cortisona, alquitrán de hulla, propiedades humectantes y es el más común de los tratamientos.

En casos más graves, quizás se recomiende el uso de medicinas que inhiban la respuesta del sistema inmune que no esté funcionando correctamente. La fototerapia consiste en la exposición controlada de la zona afectada a la luz ultravioleta.