Asma

Asma

COMPARTIR
asma

Es una enfermedad en la que las vías respiratorias se estrechan a causa de una inflamación interna, como consecuencia la persona siente dificultad y silbidos al respirar, tos y  sensación de presión en el pecho.

El asma es provocado por una hinchazón en las vías respiratorias, esto ocurre cuando la musculatura que las rodea se tensan, haciendo que el revestimiento se inflame y reduciendo la cantidad de aire que puede circular.

Cuando una persona es susceptible a los ataques de asma, los síntomas los suele presentar luego de estar en contacto con alguna sustancia  que le cause alergia o alérgeno.

Los más comunes incluyen:

  • Caspa o el pelaje de algunos animales.
  • Ácaros de polvo.
  • Medicamentos como la aspirina u otros AINE.
  • Variaciones en el clima.
  • Químicos que se encuentren en el aire o alimentos.
  • Enfermedades respiratorias que se compliquen.
  • Fuertes emociones.

Es frecuente que en los lugares de trabajo se encuentren sustancias que disparen un ataque de asma, lo que es llamado asma ocupacional.

Esta sustancias incluyen polvo de madera y granos, hongos, químicos y caspa animal.

Es muy posible que los asmáticos presenten historias familiares de asma, alergias o eccema.

Los síntomas de un ataque de asma son bastante fáciles de identificar y los que los sufren con frecuencia los detectan casi de inmediato. Por lo general comienzan con tos y silbidos al respirar.

La tos puede presentar o no flema y suele venir seguido de una dificultad para respirar que se empeora con la actividad física. También se puede observar un síntoma típico que es cuando se respira la piel entre las costillas de retrae, llamado tiraje intercostal.

Si el ataque es severo y prolongado, se pueden presentar unos síntomas que requerirán de atención médica de emergencia. Síntomas como:

 

  • Labios azulados
  • Confusión o somnolencia intensa.
  • Dificultad extrema para respirar.
  • Sudoración.

El tratamiento para el asma consiste en medicamentos diseñados tanto para evitar ataques de asma como para aliviar los síntomas una vez que se presenta un episodio.

Pueden ser tomados por vía oral o con inhaladores, y la mayoría contienen esteroides y beta-agonistas.

Es importante tener ciertos cuidados en la casa para evitar que se desencadenen ataques de asma, y siempre es importante tener a mano suficiente medicamento de alivio rápido para evitar complicaciones en caso de presentarse un episodio.

El asma no tiene cura, lo más que se puede hacer por los momentos es controlarlo por medio de medicamentos de acción prolongada y cuidados personales. Es importante que ante la primera señal de complicación se acuda de inmediato a un médico.