Apnea del sueño

Apnea del sueño

COMPARTIR
apnea-del-sueno

La apnea del sueño es una enfermedad respiratoria que es caracterizada en las personas que la padecen por el frecuente ronquido, la respiración se ve interrumpida varias veces durante la noche y en el dia tienen constante somnolencia.

Es un trastorno bastante molesto porque los que la sufren, nunca logran obtener un sueño reparador en la noche.

En condiciones normales, mientras las personas están dormidas, la vía respiratoria se mantiene libre, pero en algunos casos los tejidos se cierran en ciertas fases del sueño bloqueando así la respiración.

Adicionalmente, existen otros factores que pueden promover la apnea del sueño:

  • Un maxilar inferior demasiado corto.
  • Tener un paladar o vía aérea con una forma particular que facilitan el colapso de la vía respiratoria.
  • Si el cuello es grande.
  • Tener una lengua que durante el sueño se relaje demasiado y bloquee la vía respiratoria.
  • Ser obeso.
  • Tener unas amígdalas demasiado grandes, tanto que puedan ser una obstrucción.

Los primeros síntomas de apnea del sueño son los ronquidos constantes y fuertes.

Estos ronquidos de pronto se detienen, y luego de unos segundos se puede escuchar un resoplido acompañado de un jadeo, lo que indica que la persona está tratando de respirar de nuevo.

En vista de que la persona no logra tener un sueño ininterrumpido cumpliendo todas las fases, este no logra descansar como es debido, por lo que se siente con somnolencia, cansado y en algunos casos puede desarrollar enfermedades cardiovasculares con el tiempo.

Las interrupciones frecuentemente son acompañadas con ganas de ir al baño y los dolores de cabeza al día siguiente son habituales. Otras de las consecuencias más comunes de la apnea de sueño, es que las personas caen en cuadros depresivos, a veces se sienten hiperactivos; a pesar del cansancio y presentan hinchazón en las piernas.

La prevención de este trastorno es más que todo evitar el sobrepeso en las personas, ya que alrededor del 80% de los casos, vienen de personas con obesidad.

El ejercicio físico, alejarse de bebidas alcohólicas y tabaco también son medidas que se pueden tomar para prevenir esta patología. En caso de presentar los primeros síntomas; ronquidos fuertes e interrupciones en la respiración, es recomendable acudir a un médico para hacer los exámenes correspondientes.

Para la apnea del sueño, el tratamiento está enfocado a aliviar los síntomas, ya que la cura como tal no existe.

En algunos casos, cuando la causa es mecánica, como la presencia de amígdalas de tamaño grande o la presencia de pólipos, la situación se puede solventar con una intervención quirúrgica.