ALOPECIA

ALOPECIA

COMPARTIR

La alopecia se define como la pérdida de cabello, también se le llama calvicie.

Esta condición puede también afectar otras zonas del cuerpo en donde haya pelo, como las cejas, barba, pestañas, axilas y barba.

La alopecia se puede clasificar en diversos grupos, dependiendo de su origen y de la forma en la que se manifiesta, sin embargo, se puede decir que la forma más común es la llamada alopecia androgénica o calvicie común, y es responsable del 95% de los casos, siendo en su gran mayoría los hombres, y se llama así ya que es provocada por las hormonas masculinas o andrógenos y su acción sobre el folículo piloso, lo que se traduce en su miniaturización progresiva.

También existe la alopecia areata, donde la pérdida del pelo está localizada en una sola área y no es definitiva, la alopecia universal, en la que se pierde en todo el cuerpo, la alopecia cicatricial, que es la destrucción del folículo y es irreversible. Así miso, existen muchísimas otras variantes de la alopecia, que son menos frecuentes y que pueden suceder por otras diversas causas; ya sean genéticas, por medicamentos, infecciones de la piel, traumatismos u otras enfermedades.

En general, la alopecia se puede separar en dos grandes grupos: las alopecias cicatriciales y las no cicatriciales.

Cuando se habla de alopecias no cicatriciales, por lo general el folículo piloso no ha sido destruido o dañado, por lo que podrían ser reversibles y de tratarse, el pelo se podría recuperar.

Pero cuando se trata de las alopecias cicatriciales, el folículo piloso sí es destruido, ya sea por una inflamación, infección o traumatismo, y como consecuencia, la pérdida del pelo es definitiva. En algunos casos de enfermedades crónicas donde se ve afectado el cuero cabelludo, la primera fase puede ser de características de la alopecia no cicatricial, pero con el tiempo, el folículo termina destruido, siendo entonces del tipo cicatricial.

La alopecia más común, es de tipo no cicatricial, y como se dijo anteriormente, se le llama alopecia androgénica o calvicie común.

En la gran mayoría de los casos, afecta a los hombres, pero también se puede ver en las mujeres y es más frecuente en personas de la raza blanca. Los patrones de pérdida de cabello son diferentes entre los hombres y las mujeres; en los hombres la pérdida es más focal en la zona frontal y en la parietal para luego pasar a la coronilla. En el caso de las mujeres, la pérdida es más bien difusa sin presentar zonas de calvicie total. El tratamiento de la alopecia se basa en dos medicamentos que han sido eficaces, el minoxidil y el finasteride. Ambos tienen una eficacia bastante limitada y no se consideran curas.